Puertas abiertas: una vivienda en el icónico Eixample de Barcelona inspirada en los años 50

Puertas abiertas: una vivienda en el icónico Eixample de Barcelona inspirada en los años 50

Publicidad

Hoy vamos a ver el resultado de una reforma integral en una casa antigua. El proyecto realizado por el estudio de interiorismo Elia Felices trata sobre la rehabilitación de una vivienda situada en una manzana del icónico Eixample de Barcelona proyectado por Idelfonso Cerdá. La residencia se articula entorno al gran patio central de manzana y sigue los patrones de los edificios antiguos de esta zona: techos altos, pavimentos de baldosa hidráulica, molduras decorativas y carpinterías de madera.

A la hora de enfrentarse a la remodelación se decide conservar lo anteriormente citado entendiendo que es algo enriquecedor para el proyecto y que forma parte de la arquitectura barcelonesa. Todo el proyecto se ha realizado con mobiliario de diseño de procedencia española y está inspirado en el interiorismo de los años 50. Para ello se han seleccionado tanto piezas emblemáticas como de diseño emergente.

Casam 8742 Copia

Casam 8756 Copia

Como se puede ver en las imágenes, el color ha sido un elemento esencial a la hora de proyectar. Las paredes y superficies en tonos intensos han sido una apuesta para esta vivienda, para ello se ha optado por un acabado cashmere con efecto satinado de la firma de pinturas Valentine. Al entrar encontramos un universo de color azul que contrasta con los coloridos libros situados sobre el rediseño de la estantería metálica Hypostila de Enric Miralles editada por BD Barcelona.

El espacio de estar cuenta con dos zonas: un salón-comedor y una zona de lectura presidida por una butaca de terciopelo anaranjado de las tapicerías Cármenes, tras ella una cortina con estampado geométrico de la firma textil Gancedo nos deja entrever el gran patio de manzana.

Casam 8774 Copia
Casam 8795 Copia

En el salón resaltan dos paredes en color verde oscuro en las que se encuentran un acogedor sofá del mismo tejido y marca que la butaca y un conjunto de sillas y mesa de la empresa Ondarreta. A modo de mural decorativo se dispone una combinación de diferentes platos en colores vivos de la nueva colección Georgica de La Cartuja de Sevilla ilustrada por Carmen García Huertas e inspirada en Grey Gardens. Junto a ellos se encuentran una serie de collages diseñados exclusivamente para la vivienda por Carlota Marquina, que al igual que el proyecto están inspirados en la misma época.

En el centro encontramos unas mesas de centro de Cármenes con algunos elementos decorativos como la figura The Guest de Jaime Hayón para Lladró. Una alfombra de gran tamaño de Nanimarquina delimita la zona de estar. La iluminación fue un punto fundamental para conseguir que las escenas se observaran de la forma deseada y que los colores tanto de paredes como del mobiliario se apreciaran en su tono real. La sala cuenta con los proyectores direccionables del modelo 640 de Simon que permiten controlar la posición y la intensidad de la luz. Las lámparas decorativas también son importantes para crear un ambiente acogedor, sobre la mesa una lámpara en negro de la joven firma Omelette pende del techo y junto al sofá encontramos la conocida lámpara diseñada por Miguel Milá de Santa & Cole, la TMC.

Casam 8776 Copia
Casam 8819 Copia

La vivienda cuenta con dos dormitorios. En la habitación principal destaca una gran lámpara colgante del modelo Lineal de Vibia. Las paredes, techo e incluso la carpintería, se tiñen de color burdeos que combina a la perfección con los colores seleccionados para el cabezal textil, que está suspendido formando un mural mediante la composición de paneles acústicos hexagonales de Sancal. Siguiendo con esta estética retro se eligieron dos mesitas en color nogal de la marca vasca Treku acompañadas de la lamparilla de mesa Cesta en versión metálica de Santa & Cole.

La habitación de invitados cuenta con un sofá de Sancal, alfombra en tonos grises y tierra de Gan (la marca de Gandía Blasco para textil hogar), lámpara de techo de Lzf Lamps y lámpara de pie de los diseñadores Goula y Figuera. Todo ello combinado con una mesa en madera envejecida y atrezzo retro. Esta selección de colores y mobiliario exclusivamente de fabricantes españoles asociados a RED (Reunión de Empresas de Diseño) para los diferentes espacios es una apuesta desenfadada a la vez que elegante, capaz de trasladarnos en el tiempo pero manteniendo una esencia actual y con toques contemporáneos.

Más información | Elia Felices
En Decoesfera | Puertas abiertas: una segunda vivienda moderna, funcional y confortable en Barcelona

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio