Oikos, una escultural casa de campo moderna y minimalista que nos lleva por un viaje visual por Australia

Oikos, una escultural casa de campo moderna y minimalista que nos lleva por un viaje visual por Australia

Publicidad

Cuando la arquitectura moderna se conjuga con un alto sentido de la harmonía y un toque de minimalismo, podemos encontrar en nuestro camino proyectos arquitectónicos verdaderamente excepcionales. Estos nos hacen soñar con poder, algún día de nuestra vida, habitar una casa o un apartamento tan encantador. Cuando hablamos de minimalismo, es muy común tener como primera imagen en mente un ambiente blanco, inmaculado y casi de un frio hospitalario. Sin embargo, no siempre tiene que ser así, y hoy rompemos este cliché.

Te propongo que descubramos juntos esta encantadora casa de campo llamada Oikos, que se encuentra en Hepburn Springs, en la región de Victoria, Australia. Es el fruto creativo del despacho de arquitectos Robert Nichol and Sons quien tuvo como encargo el que crear una pequeña casa, moderna, minimalista en la cima de una colina con una vista inmejorable. El reunir tantos criterios hubiera podido ser un dolor de cabeza o un camino fácil hacia lo más elemental. Sin embargo, en resultado fue una casa de dimensiones reducidas, pero con un carácter personal sorprendente.

Oikos 5

Con apenas setenta metros cuadrados de superficie habitable, la casa Oikos está construida en un solo nivel con varios módulos que encierran los diferentes sus diferentes espacios. La estructura exterior está compuesta de acera de color rojo que recuerda la naturaleza que la rodea. Así mismo una pared de piedra sin ventanas nos remite al entorno rudo que puede representar esta región australiana. Con su forma y materiales exteriores, la casa Oikos nos recuerda más una escultura que se coloca en la cima de la colina como un símbolo de la creatividad humana.

Oikos 2

En el interior, el espectáculo sigue a su apogeo con un diseño muy funcional y una decoración minimalista sorprendentemente atractiva. Para seguir con la misma dinámica cromática, todo el interior de la casa usa colores oscuros perfectamente bien combinados. Mientras el piso de madera oscura rojiza nos recuerda el color terroso del exterior, las paredes en diferentes tonos de grises claros y oscuros son un recordatorio de la piedra.

Oikos 4
Oikos 3

Paradójicamente, el extenso uso de una cromática oscura se ve perfectamente bien equilibrado con la inmensa luz natural que fluye del exterior a través de grandes ventanas. La importancia de tener siempre a la vista el espectacular mundo natural exterior parece haber sido una obsesión para los creadores de este hogar de campo verdaderamente encantador.

Oikos 6
Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio